You are currently browsing the category archive for the ‘E-goverment’ category.

Cada día que pasa oímos hablar más a menudo de lo que se ha dado en llamar Internet de los objetos. Millones de sensores implantados en millones de objetos intercambiaran y subirán a la nube miles de millones de datos. Nos prometen una nueva revolución, algo que difícilmente podemos siquiera imaginar hoy en día. Todo ese flujo de datos se va a acabar convirtiendo en el sistema nervioso central de la nuestra civilización.
Las posibilidades que abre esta tecnología son prácticamente ilimitadas. Solamente los sentimientos humanos son imposibles de monitorizar, pero de ahí hacia abajo, prácticamente todo es medible. Geolocalización, temperatura, movimiento, peso, altitud, velocidad y todos aquellos parámetros que se nos ocurran van a generar datos útiles que tendremos que aprender a utilizar correctamente.
En poco tiempo y desde nuestro dispositivo móvil vamos a poder interactuar con prácticamente todo nuestro entorno, tanto humano como inanimado. La interrelación de todos los datos que nosotros mismos aportamos al estar presentes en las redes sociales, al registrarnos en una tienda online o al encargar una pizza por Internet con los datos recogidos por millones de sensores por todo el mundo abren unas posibilidades enormes para las industrias tecnológicas y para los desarrolladores de sotfware.
Los ejemplos de lo que nos espera superan ya los sueños más locos de nuestros padres. Plantas que nos piden que las reguemos a través de Twitter. Coches que se comunicarán entre ellos y evitarán colisionar entre si. Tiendas que sabrán mejor que nosotros lo que queremos comprar. Cerraduras que abrirán puertas cuando nos acerquemos basándose en nuestros datos biométricos. Medicamentos que sabrán cuando los tomamos por última vez. Todas estas aplicaciones de la comunicación de sensores en red van a revolucionar también lo que hoy conocemos por segmentación en el marketing tradicional. Cada individuo sera un target único e irrepetible y las marcas van a poder dirigir su mensaje personalizado al 100% a cada uno de nosotros.
El reverso de la moneda es la pérdida de cada vez mayor de nuestro espacio privado. ¿Hasta donde podremos controlar nuestra propia privacidad? La magnitud de lo que se avecina nos hace pensar en Orwell o a mundos controlados por máquinas como Omnius o Skynet. Esa es la otra parte del reto: utilizar la información en beneficio de la ciudadanía sin perder en el proceso nuestra propia identidad, nuestro derecho a ser humanos volubles e impredecibles, a tener nuestras propias ideas y espacios donde difundirlas. Corremos el riesgo de convertir la tecnología en ideología, algo de lo ya nos advirtió Jürgen Habermas hace décadas. Por no hablar de la brecha digital entre distintas sociedades y estratos sociales, que sin duda se agudizará a medida de que se vaya implantando esta red neuronal de la sociedad integrada.

Foto: Things of the Internet of Things by centralasian (Flickr)

Mañana se celebra en la Facultad ESIDE el encuentro Ciudades, ciudadanía e internet: software y colaboración, organizado por la Asociación Colabora en red, donde hablaremos de los nuevos modos de encauzar la participación ciudadana. Debatiremos también sobre las ventajas e inconvenientes del uso de las nuevas tecnologías en la innovación social, sobre los agentes sociales y los nexos comunicativos que los unen, articulando de esta manera lo que llamamos sociedad.

A los de Colabora Vitoria nos toca presentar nuestras experiencias de éxito, siempre entre comillas, ya que la mayoría de las iniciativas están en plena fase de desarrollo. Pero es indudable que iniciativas nacidas de Colabora en nuestras ciudades, como Merkazoka, Unamuno Sansomendi o las ideas para revitalizar el Casco Viejo gasteiztarra,  han despertado un gran interés entre ciertos sectores tanto de la ciudadanía como institucionales.

Te invitamos a que asistas a este evento, ya que queremos que todas las voces estén presentes en el mismo. Todos podemos aportar ideas al debate, lo que, sin duda, contribuirá a una mejor comprensión de los problemas y nos acerca a la mejor solución de los mismos.

DÍA / EGUNA
20 de febrero, sábado
otsailaren 20a, larunbata

HORA / ORDUA
11:30-13.30

LUGAR / TOKIA
Sala de vídeo conferencias de Eside de la Universidad de Deusto
Deustuko Unibertsitatearen ESIDEren bideo-konferentzia gela

Hashtag #colabora

PROGRAMA

Agirregabiria (via Flickr)

Ayer fue un día intenso, fue un día de presentaciones. Por una parte, se presentó por fin la web Irekia del Gobierno Vasco, la apuesta del actual ejecutivo para propiciar la participación ciudadana a través de Internet. La web la presentó Patxi López, arropado por varios consejeros y ante una nutrida representación de blogueros, o como el propio lehendakari nos calificó, “agentes activos” en la web social, presentó la nueva web en una ceremonia más propia de otros ámbitos más banales. Pero bueno, el marketing es también parte de la política en el siglo XXI.
Esto me lleva a la otra presentación. Por la mañana se presentaba en Gasteiz la campaña “Vitoria en el corazón”, la incursión del grupo popular gasteiztarra en las redes sociales. Javier Maroto nos contaba en que consiste este proyecto, además de ser el primer peldaño para conseguir ser alcalde en 2011. Esta campaña también incide en la participación ciudadana, en este caso a través del blog “Vitoria en el corazón” o mediante sus cuentas de Twitter, Youtube y Facebook, aunque también contempla las fórmulas tradicionales, como el teléfono o el correo.
Aún es pronto para valorar estos nuevos proyectos de participación, pero creo que es importante que tanto las instituciones como los partidos políticos estén presentes en la web social. Lo que me lleva a dos consideraciones importantes:

  • Somos los ciudadanos los que aportamos el valor añadido a estas iniciativas. No podemos desaprovechar la ocasión de participar y de expresar nuestras opiniones o plantear nuestras quejas. No basta con quejarnos y exigir responsabilidades cuando algo nos afecta de cerca o no nos gusta. El ser ciudadano requiere que nos impliquemos también a la hora de plantear soluciones a los problemas cotidianos. Es el momento de demostrarlo.
  • ¿Cómo van a gestionar los políticos nuestras aportaciones? Esta es la otra clave para el éxito en entornos participativos. Está claro que no todas nuestros comentarios o ideas van a traducirse en actuaciones concretas, pero tampoco nos vamos a conformar con meras contestaciones llenas de buenas palabras y que no conducen a nada concreto. Si las aportaciones ciudadanas no son adecuadamente gestionadas, la gente acabará cansándose y dejará de usar este tipo de herramientas.

Habrá que esperar para ver el recorrido que tienen estas iniciativas, pero sin duda suponen un paso adelante en el camino por lograr un gobierno abierto a todos, una meta aún muy lejana.

PPVitoria (via Flickr)

11112009311

Ayer tuve la ocasión de asistir a la conferencia sobre e-goverment que se tuvo lugar en la nueva sede de Visesa en Gasteiz, en el marco de La Semana 09, jornadas organizadas por Euskalit e Innobasque coincidiendo tanto con la Semana Europea de la Calidad como con la Semana de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. Este es un tema fascinante y que ofrece nuevas posibilidades con cada avance tecnológico que logra nuestra sociedad. Estoy convencido de que la relación entre el ciudadano y las distintas administraciones van a cambiar radicalmente en los próximos años.
Así que es fascinante escuchar a las personas que están protagonizando este cambio. Albérto Ortiz de Zarate, @alorza, nos explicó de donde venimos y hacia donde vamos y que cosas se están haciendo para llegar allí. Por su parte, Roberto Cacho, @mploco, nos explicó su propia experiencia en Bizigune, como ha evolucionado y como se está mejorando la notificación a los adjudicatarios de viviendas protegidas en régimen de alquiler, que está evolucionando del correo clásico al envío de SMS.
Finalmente, Nacho Campos, @ncampos, nos habló de las infinitas formas de mejorar la relación ciudadanía-administraciones a través de esa herramienta que ya es prácticamente global y universal, el móvil. No explico lo que ya se estaba haciendo y lo que aún está por venir con tecnologías como la realidad aumentada o el desarrollo de certificados digitales para dispositivos móviles y los intentos de las grandes operadoras por cerrar este mercado.
Precisamente en este tema se centro el debate final y las preguntas de los asistentes. La validez legal de las comunicaciones digitales es un toro que habrá que coger por los cuernos más pronto que tarde. Cuanto antes se pongan unas bases legales relativas a la autenticación digital tanto del ciudadano como de la Administración, antes se podrán abrir nuevos caminos que hoy nos siguen pareciendo escabrosos.

Archivos

Categorías

En Twitter…