You are currently browsing the category archive for the ‘participación’ category.

Cada día que pasa oímos hablar más a menudo de lo que se ha dado en llamar Internet de los objetos. Millones de sensores implantados en millones de objetos intercambiaran y subirán a la nube miles de millones de datos. Nos prometen una nueva revolución, algo que difícilmente podemos siquiera imaginar hoy en día. Todo ese flujo de datos se va a acabar convirtiendo en el sistema nervioso central de la nuestra civilización.
Las posibilidades que abre esta tecnología son prácticamente ilimitadas. Solamente los sentimientos humanos son imposibles de monitorizar, pero de ahí hacia abajo, prácticamente todo es medible. Geolocalización, temperatura, movimiento, peso, altitud, velocidad y todos aquellos parámetros que se nos ocurran van a generar datos útiles que tendremos que aprender a utilizar correctamente.
En poco tiempo y desde nuestro dispositivo móvil vamos a poder interactuar con prácticamente todo nuestro entorno, tanto humano como inanimado. La interrelación de todos los datos que nosotros mismos aportamos al estar presentes en las redes sociales, al registrarnos en una tienda online o al encargar una pizza por Internet con los datos recogidos por millones de sensores por todo el mundo abren unas posibilidades enormes para las industrias tecnológicas y para los desarrolladores de sotfware.
Los ejemplos de lo que nos espera superan ya los sueños más locos de nuestros padres. Plantas que nos piden que las reguemos a través de Twitter. Coches que se comunicarán entre ellos y evitarán colisionar entre si. Tiendas que sabrán mejor que nosotros lo que queremos comprar. Cerraduras que abrirán puertas cuando nos acerquemos basándose en nuestros datos biométricos. Medicamentos que sabrán cuando los tomamos por última vez. Todas estas aplicaciones de la comunicación de sensores en red van a revolucionar también lo que hoy conocemos por segmentación en el marketing tradicional. Cada individuo sera un target único e irrepetible y las marcas van a poder dirigir su mensaje personalizado al 100% a cada uno de nosotros.
El reverso de la moneda es la pérdida de cada vez mayor de nuestro espacio privado. ¿Hasta donde podremos controlar nuestra propia privacidad? La magnitud de lo que se avecina nos hace pensar en Orwell o a mundos controlados por máquinas como Omnius o Skynet. Esa es la otra parte del reto: utilizar la información en beneficio de la ciudadanía sin perder en el proceso nuestra propia identidad, nuestro derecho a ser humanos volubles e impredecibles, a tener nuestras propias ideas y espacios donde difundirlas. Corremos el riesgo de convertir la tecnología en ideología, algo de lo ya nos advirtió Jürgen Habermas hace décadas. Por no hablar de la brecha digital entre distintas sociedades y estratos sociales, que sin duda se agudizará a medida de que se vaya implantando esta red neuronal de la sociedad integrada.

Foto: Things of the Internet of Things by centralasian (Flickr)
Anuncios

Como aperitivo del evento Urbansare, el pasado jueves se celebró una mesa redonda que abordó como tema conductor el tema de la visión de género en las TICs, una cuestión, entre otras, que ha conseguido que un grupo de mujeres se agrupen bajo la etiqueta #emakumeak. Detrás de esta etiqueta se aglutina lo más selecto de las mujeres 2.0 vascas: blogueras, políticas, funcionarias, empresarias y representantes de asociaciones, pero ante todo, mujeres.
El taller trató temas como la visibilidad de la mujer en las redes, la brecha digital de género, necesidades de formación para lograr la inclusión digital de las mujeres o la posibilidades de uso de redes sociales como foro de denuncia de discriminación o de violencia de género. Lo más interesante es que de este taller ya ha surgido un wiki, que permitirá que el debate continúe desde la propia red.
Entre las cuestiones más discutidas, destacaré el debate acerca del diferente uso que hombres y mujeres hacemos de Internet y de las redes sociales. También suscitó cierta controversia el tema de la brecha digital de género, de si existe realmente en nuestra actual sociedad o es más bien una brecha generacional.
El debate lo tuvimos que finalizar en un bar, charlando con un café en la mano, debido a que habíamos consumido el tiempo del que disponíamos para usar la sala del Bibat. Pero esto demuestra que nos supo a poco, que hay mucho que hablar y muchos retos que afrontar aún, que necesitamos el punto de vista femenino para que no se repitan los viejos patrones de esa sociedad que, poco a poco, vamos consiguiendo cambiar.

Para los que aún no conozcan la iniciativa Open Street Map, basta con decirles que sería el equivalente cartográfico de la Wikipedia. Miles de personas (más de 200.000 actualmente) de todo el mundo invierten parte de su tiempo y sus conocimientos en colaborar a crear un mapa a nivel mundial, un mapa libre y colaborativo, que está sujeto a licencia Creative Commons Attribution-ShareAlike 2.0 y que por tanto puede ser utilizado sin las restricciones que nos imponen las aplicaciones cartográficas de Google, Yahoo o Microsoft. El trabajo colaborativo significa además que OSM es un mapa vivo, que se adapta a los continuos cambios que se producen sobre el terreno y lo hace de una forma casi inmediata, gracias a los miles de usuarios que se apresuran a dejar constancia de esos cambios.
Aún queda mucho por hacer, pero el mapa que tan vacío parecía hace unos años se va completando poco a poco. Y en Alava también estamos por la labor: ayer se celebró un nuevo taller de JOSM, editor Java para OSM, organizado por la Oficina Municipal de Información Joven del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, con la siempre inestimable colaboración de Tagzania, empresa eibarresa pionera en Euskadi en el uso de la cartografía libre. Con la labor evangelizadora de gente como Dani Reguera, Gari  Araolaza o Mikel Lizarralde (entre otros, impulsores de Euskalmapa, un mapamundi en euskera), estamos poco a poco consiguiendo que nuestro Territorio Histórico se  vaya reflejando en OSM.
Aún queda bastante camino por recorrer. Una lucha paralela es la apertura de los datos geográficos y ortofotos propiedad de la Diputación Foral alavesa para que esos datos (obtenidos con financiación pública y, por tanto, de todos los ciudadanos) puedan utilizarse para contribuir a esta iniciativa que, indudablemente, nos favorece a todos. El ejemplo lo ha dado la Diputación guipuzcoana, lo que ha permitido que el mapa de Guipúzcoa sea el más completo de los Territorios Históricos de la CAV. También el Gobierno Vasco ha contribuido recientemente a esta labor, modificando la licencia de uso de los datos geográficos de sus bases de datos.
Si te animas a participar y no sabes por donde empezar, puedes unirte a nuestro grupo de OSM en Alava, donde vas a encontrar información y orientación para que puedas contribuir a esta labor de voluntariado que te ofrece la gratificación de ver tu esfuerzo reflejado en una iniciativa tan importante. Todas las aportaciones, aunque sean modestas, son bienvenidas. Las posibilidades de futuro de OSM son tremendas y queremos que Alava esté correctamente “fotografiada” en este gran proyecto global.

Mañana se celebra en la Facultad ESIDE el encuentro Ciudades, ciudadanía e internet: software y colaboración, organizado por la Asociación Colabora en red, donde hablaremos de los nuevos modos de encauzar la participación ciudadana. Debatiremos también sobre las ventajas e inconvenientes del uso de las nuevas tecnologías en la innovación social, sobre los agentes sociales y los nexos comunicativos que los unen, articulando de esta manera lo que llamamos sociedad.

A los de Colabora Vitoria nos toca presentar nuestras experiencias de éxito, siempre entre comillas, ya que la mayoría de las iniciativas están en plena fase de desarrollo. Pero es indudable que iniciativas nacidas de Colabora en nuestras ciudades, como Merkazoka, Unamuno Sansomendi o las ideas para revitalizar el Casco Viejo gasteiztarra,  han despertado un gran interés entre ciertos sectores tanto de la ciudadanía como institucionales.

Te invitamos a que asistas a este evento, ya que queremos que todas las voces estén presentes en el mismo. Todos podemos aportar ideas al debate, lo que, sin duda, contribuirá a una mejor comprensión de los problemas y nos acerca a la mejor solución de los mismos.

DÍA / EGUNA
20 de febrero, sábado
otsailaren 20a, larunbata

HORA / ORDUA
11:30-13.30

LUGAR / TOKIA
Sala de vídeo conferencias de Eside de la Universidad de Deusto
Deustuko Unibertsitatearen ESIDEren bideo-konferentzia gela

Hashtag #colabora

PROGRAMA

Agirregabiria (via Flickr)

Ayer fue un día intenso, fue un día de presentaciones. Por una parte, se presentó por fin la web Irekia del Gobierno Vasco, la apuesta del actual ejecutivo para propiciar la participación ciudadana a través de Internet. La web la presentó Patxi López, arropado por varios consejeros y ante una nutrida representación de blogueros, o como el propio lehendakari nos calificó, “agentes activos” en la web social, presentó la nueva web en una ceremonia más propia de otros ámbitos más banales. Pero bueno, el marketing es también parte de la política en el siglo XXI.
Esto me lleva a la otra presentación. Por la mañana se presentaba en Gasteiz la campaña “Vitoria en el corazón”, la incursión del grupo popular gasteiztarra en las redes sociales. Javier Maroto nos contaba en que consiste este proyecto, además de ser el primer peldaño para conseguir ser alcalde en 2011. Esta campaña también incide en la participación ciudadana, en este caso a través del blog “Vitoria en el corazón” o mediante sus cuentas de Twitter, Youtube y Facebook, aunque también contempla las fórmulas tradicionales, como el teléfono o el correo.
Aún es pronto para valorar estos nuevos proyectos de participación, pero creo que es importante que tanto las instituciones como los partidos políticos estén presentes en la web social. Lo que me lleva a dos consideraciones importantes:

  • Somos los ciudadanos los que aportamos el valor añadido a estas iniciativas. No podemos desaprovechar la ocasión de participar y de expresar nuestras opiniones o plantear nuestras quejas. No basta con quejarnos y exigir responsabilidades cuando algo nos afecta de cerca o no nos gusta. El ser ciudadano requiere que nos impliquemos también a la hora de plantear soluciones a los problemas cotidianos. Es el momento de demostrarlo.
  • ¿Cómo van a gestionar los políticos nuestras aportaciones? Esta es la otra clave para el éxito en entornos participativos. Está claro que no todas nuestros comentarios o ideas van a traducirse en actuaciones concretas, pero tampoco nos vamos a conformar con meras contestaciones llenas de buenas palabras y que no conducen a nada concreto. Si las aportaciones ciudadanas no son adecuadamente gestionadas, la gente acabará cansándose y dejará de usar este tipo de herramientas.

Habrá que esperar para ver el recorrido que tienen estas iniciativas, pero sin duda suponen un paso adelante en el camino por lograr un gobierno abierto a todos, una meta aún muy lejana.

PPVitoria (via Flickr)

Porque en la era de la globalización quienes tenemos acceso a la Red sólo somos el 24% de la población mundial, porque 5.100 millones de personas no tienen acceso a Internet, porque no somos la sociedad, sino sólo una parte de ella, porque no queremos ser una elite, porque no queremos sentirnos privilegiados, porque no queremos generar más invisibles y excluidos, nosotros, parte de la ciudadanía internauta, demandamos un compromiso firme y decidido para acabar con la brecha social y digital. Pedimos un verdadero pacto de responsabilidad social a los organismos supranacionales –principalmente a la ONU y la UE–, a los gobiernos central, autonómicos y locales, a los partidos políticos, a los medios de comunicación masivos y sociales, a las empresas, a las organizaciones no gubernamentales y a la ciudadanía en su conjunto para que:

• El acceso a la información y el conocimiento, y a las herramientas tecnológicas sea un derecho universal amparado por legislaciones locales, estatales y supranacionales, y apuntalado por la ciudadanía.

• Ese derecho no sea monopolizado por quienes crean, sirven y gestionan los medios, las herramientas y las propias obras, ni una concesión a quienes se les reconoce un privilegio previo pago de los servicios y herramientas de acceso al conocimiento global.

• La Sociedad de la Información y el Conocimiento se construya pensando en beneficios sociales, priorizando cuestiones claves como son la educación, la solidaridad, la pluralidad y la integración. Mal va la Sociedad de la Información y el Conocimiento si sólo pensamos en cómo unos pocos pueden acaparar y gestionar el poder y monetizarlo, si únicamente existen motivaciones económicas, de facturación, de mercado, de ocio y de entretenimiento.

• Acabemos con la exclusión de millones de personas en el mundo real y en la Red de redes. Porque todas ellas corren un alto peligro de absoluta invisibilidad. A quienes sufren exclusión podemos hacerlos visibles en la vida cotidiana y también aquí, en la Red de redes.

• Demos acceso, herramientas y visibilidad a quienes intermedian entre la sociedad acomodada y la necesitada.

• Frenemos la peligrosa endogamia en Internet y la disociación cada vez mayor del ecosistema online respecto al mundo real. Porque percibimos un desligamiento acelerado de los asuntos que no atañen directa o indirectamente a la Red y a sus miembros.

• Los medios de comunicación masivos y tradicionales, y la blogosfera asuman conjuntamente un compromiso de responsabilidad social. Nos confundimos si pensamos en imponer un único pensamiento en lugar de buscar el diálogo que permita poner en común acciones que aseguren el progreso en el Estado del Bienestar, la cohesión y la sostenibilidad.

• Los periodistas recobren la responsabilidad social y ética que se le presupone al periodismo. Difícilmente construiremos una Sociedad de la Información y el Conocimiento con ruido, confusión y desinformación. Pedimos rigor y también más y mejor información social.

• Todos pensemos en clave social. Pensar en clave social es pensar en el acceso universal a Internet y a todas las herramientas tecnológicas, pero también lo es dar visibilidad y espacio a los colectivos y problemas del mundo real, presionar en el mundo físico y en Internet para que paremos el suicidio colectivo del cambio climático, para que todo el mundo tenga acceso universal a la sanidad, a la educación y a la información, para que a nadie le falte comida ni agua, para que todas las personas tengan derecho a una vivienda y a un trabajo dignos, y a una remuneración justa por su trabajo, para que se respeten los derechos laborales, de las mujeres, de los menores, de las personas mayores, de los inmigrantes, de los desplazados y refugiados, de los enfermos, de las minorías, de las comunidades locales, de todas las razas, lenguas y culturas, y de nuestro medio natural. Pensar en clave social y actuar consecuentemente en el mundo físico y en Internet.

• Cerremos brechas económicas, generacionales, culturales, de género, geográficas y tecnológicas.

Actuemos por construir una verdadera red humana. Porque cada persona excluida en el mundo real y en el ecosistema online es un fracaso de todos nosotros.

———————

Muestro mi adhesión al escrito reproducido como han hecho muchos compañeros blogueros:

… y muchos más.

11112009311

Ayer tuve la ocasión de asistir a la conferencia sobre e-goverment que se tuvo lugar en la nueva sede de Visesa en Gasteiz, en el marco de La Semana 09, jornadas organizadas por Euskalit e Innobasque coincidiendo tanto con la Semana Europea de la Calidad como con la Semana de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. Este es un tema fascinante y que ofrece nuevas posibilidades con cada avance tecnológico que logra nuestra sociedad. Estoy convencido de que la relación entre el ciudadano y las distintas administraciones van a cambiar radicalmente en los próximos años.
Así que es fascinante escuchar a las personas que están protagonizando este cambio. Albérto Ortiz de Zarate, @alorza, nos explicó de donde venimos y hacia donde vamos y que cosas se están haciendo para llegar allí. Por su parte, Roberto Cacho, @mploco, nos explicó su propia experiencia en Bizigune, como ha evolucionado y como se está mejorando la notificación a los adjudicatarios de viviendas protegidas en régimen de alquiler, que está evolucionando del correo clásico al envío de SMS.
Finalmente, Nacho Campos, @ncampos, nos habló de las infinitas formas de mejorar la relación ciudadanía-administraciones a través de esa herramienta que ya es prácticamente global y universal, el móvil. No explico lo que ya se estaba haciendo y lo que aún está por venir con tecnologías como la realidad aumentada o el desarrollo de certificados digitales para dispositivos móviles y los intentos de las grandes operadoras por cerrar este mercado.
Precisamente en este tema se centro el debate final y las preguntas de los asistentes. La validez legal de las comunicaciones digitales es un toro que habrá que coger por los cuernos más pronto que tarde. Cuanto antes se pongan unas bases legales relativas a la autenticación digital tanto del ciudadano como de la Administración, antes se podrán abrir nuevos caminos que hoy nos siguen pareciendo escabrosos.

logo1 mini copiaObras en tu calle: ¿tienes molestias?  Ocio : ¿no encuentras cómo pasarlo y con quién?
Voluntariado: quieres ayudar a otras personas o necesitas ayuda de otras personas
Descanso: no puedes dormir porque hay muchos ruidos en tu calle
Vivienda: tienes problemas para encontrar dónde vivir dignamente Transporte: no hay uno cerca ni con la frecuencia deseada
¿Quieres que tu ayuntamiento sea transparente y controlar lo que hace?
Y todo aquello que se te ocurra
Por otra parte: ¿crees tener tienes la solución o sabes quién la puede tener o la buscas ? ¿Y crees que la tecnología, la comunicación, internet podrían ayudarte a encontrar quizás una solución? Dependencia, Trabajo, Voluntariado, Conciliación…
Durante un par de meses vamos a ir recopilando problemas y soluciones que después podamos contar un día en un encuentro entre todos/as las personas que tenemos los problemas y las que creamos que podemos solucionarlos, con ayuda de herramientas como internet.
Culminaremos el proyecto con la elaboración conjunta de una Plataforma Tecnológica de Colaboración Ciudadana que estará al servicio de aquellas personas que deseen ocuparse del uso y mantenimiento de la misma
Si quieres saber más sobre los objetivos de Colabora en Nuestras Ciudades:

http://barcamps.nuestracausa.es/colabora/

Archivos

Categorías

En Twitter…

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.